— Blog —

Cepas

Pinot Noir: el tinto más delicado

Pinot Noir: el tinto más delicado

La variedad Pinot Noir  (pinot significa pino y noir, negro) crece en todo el mundo, sobre todo en las regiones frías, aunque es asociada especialmente con la región francesa de Borgoña.

Encuentra su máxima expresión de calidad en la Borgoña, donde es la variedad tinta única, aquí produce los vinos más delicados del mundo.

Muchos historiadores del vino, como John Winthrop Haeger y Roger Dion, están convencidos de que los duques de Borgoña hicieron una fantástica labor de marketing en su día para promocionar la Pinot Noir en la Borgoña. La reputación de los vinos de la región de Beaune como “los más elegantes del mundo” viene de esa época, en la que se vendieron francamente bien sus cualidades. Tan bien las vendieron que su fama sigue vigente aún hoy.

Actualmente, en las regiones de Beaune y Côte d’Or se encuentran los más célebres viñedos de Pinot Noir, reconocidos y admirados mundialmente.

Otras regiones vitivinícolas han logrado reputación con ella, como el valle del Willamette de Oregón, Carneros, la Costa Central y la zona del Río Ruso (Russian River) de California, la región sudafricana de la Bahía Walker, Tasmania y el Valle de Yarra de Australia y las regiones de Central Otago, Martinborough y Marlborough de Nueva Zelanda. En Argentina se destaca en la región de la Patagonia.

Esta variedad se usa también para la elaboración de vino espumoso en la región de Champagne y en otras regiones vitivinícolas.

Es una variedad difícil de cultivar y de vinificar. Su fina piel y sus bajos niveles de compuestos fenólicos hacen que produzca vinos con un color claro, cuerpo medio y pocos taninos. Cuando son jóvenes, los vinos de Pinot Noir tienden a tener aromas a frutas rojas, como cerezas, frambuesas y fresas.

Al paladar es delicado, aunque puede ir desde la frescura elevada a la frescura moderada, siempre ofrece textura tersa y suave.

Pinot Noir tiene una gran virtud, es el tinto más suave que se pueda lograr.

Se caracteriza fenotípicamente por sus hojas medianas, enteras algo plegadas y poco contorsionadas, de tamaño mediano a chico. Racimo pequeño, bien lleno a compacto, cilíndrico, alado, con bayas pequeñas, esferoides, negro-azulado.

Pinot Noir es más antigua que la variedad Pinot Gris o Pinot Blanc. Aunque no está muy claro el origen de la variedad, se piensa que la Pinot Noir fue la primera de la familia de las Pinot. Los perfiles de ADN de la Pinot Gris y la Pinot Blanc son idénticos a los de la Pinot Noir así que parece claro que se derivan de ella. Sea como sea, las Pinot son una familia, y una familia muy querida, entre las que se cuentan otras mutaciones como la Pinot Meunier o la Pinot Gouges o Musigny.

Pinot Noir siempre ha gozado de buena fama y reconocimiento desde la antigüedad, valorada y alabada en el mundo entero. Pero por si su fama fuera poca, en el año 2004 la película Entre Copas la encumbró aún más al Olimpo de las variedades de uva.

No es la primera ni la última vez que el cine pone más aún en boca de todos algo, pero que suceda en el mundo del vino no deja de ser curioso. La escena en cuestión en la que se cantan las virtudes de la Pinot Noir es una escena de seducción en la que se narran las virtudes de la uva en clave metafórica sobre sus propias vidas… tal vez por eso caló tanto y tan hondo entre el público!

“La Cabernet Sauvignon la hizo Dios y la Pinot Noir la hizo el diablo” 

Esta frase, fue dicha por André Tchelistcheff, un famoso enólogo californiano. Poco vigorosa, sensible al viento, a los cambios en el tiempo, a la poda y al suelo en el que crece, ciertamente no es una uva fácil de trabajar. Es una uva muy poco tolerante a los cambios, su antagonista, como reza la frase, es la Cabernet Sauvignon, que crece amplia y profusamente con mucha facilidad, se adapta a las tierras y los cambios.

El vino más caro del mundo está hecho con Pinot Noir. El más famoso y caro productor de Borgoña es Domaine Romanee Conti, quien hace muchos vinos reconocidísimos, incluyendo Romanée Conti y La Tache. Domaine Romaéee Conti tiene el meritoso récord de haber producido el vino más caro del mundo: En 2013 Romanée Conti de 1978 se vendió por casi $500.000 euros.

No es extraño que los que la cultivan se precien tanto de hacerlo y que sea una uva con tanto glamour.

En Argentina no tenemos el Pinot Noir más caro, pero si tenemos el Pinot Noir más elegante: Rutini Pinot Noir . (100% Pinot Noir).

Particularmente he degustado varios Pinot Noir en busca de aquel que lograra atraparme con su cepa, y Rutini lo consiguió.

Un vino de la zona de Altamira de media intensidad, con matices rojos. Aromas sutiles a frutas rojas frescas: cereza, frutilla, arándanos, unidos a otros más complejos que recuerdan el bosque, carnes de caza, ahumados, cuero y tabaco. En el paladar, deja una sensación aterciopelada, en la que perdura el recuerdo de frutas secas.

Crianza: 12 meses, 40% francés nuevo, 60% francés de segundo uso.

Enólogo: Mariano Di Paola.

 

Agregar comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están indicados con *