— Blog —

El Vino

Matías Riccitelli. Su Adn. Sus vinos.

Matías Riccitelli. Su Adn. Sus vinos.

Si nos leyeron anteriormente verán que esta entrada es la continuación de la anterior, en la cual les contamos nuestra visita a la Bodega Matías Riccitelli.

Habíamos llegado al punto en nuestra visita en el cuál, ya sentados en el mesón de degustación, Verónica Riccitelli, hermana de Matías, Hospitality Manager de la bodega inicia su relato de los orígenes de la familia y su relación con el vino.

Así nos cuenta que su bisabuelo llegaría a Mendoza desde Italia donde era tonelero. Era el encargado de armar y desarmar los toneles en los cuales se trasladaba el vino a Santa Fe y a Buenos Aires. El trabajó siempre en Gargantini (antigua bodega mendocina de gran envergadura).

El abuelo, comenzó a trabajar en Gargantini y llegó a ser Jefe de Bodega. El padre, Jorge Riccitelli (reconocido enólogo de Bodega Norton)  estudió enología y su hermano Matías Licenciatura en enología. Son 4 generaciones dedicadas a la industria. Desde que nacieron han estado en contacto con el vino. Nos dice con orgullo:”Mi papá vivía dentro de la bodega. Y nosotros bueno…mamando todo eso”.

La familia Riccitelli es 100% italiana, “sin corte” – como dice Verónica- “Somos tanos a morir. Vacacionamos todos juntos. Los domingos son imperdibles en familia. Somos 14”.

Continúa contando: “Por eso quisimos hacer un vino que homenajeara un poco esa tradición familiar, pero no queríamos usar un nombre clásico que dijera herencia, legado o tradición. Por eso nos gustó esta frase y la adoptamos: “La manzana no cae nunca lejos del árbol”. The Apple doesn’t fall far from the tree. En criollo dicen que significa de tal palo tal astilla , aunque no es el sentido que nosotros le hemos querido dar. No queremos decir: Matías es tan bueno como mi viejo. No es ese el sentido. El sentido es: nosotros hacemos las cosas con la misma pasión, con el mismo gusto, con el mismo sentido que lo hizo mi viejo, mi abuelo y mi bisabuelo. Ese es el sentido de la manzana no cae nunca lejos del árbol. Nos cuestionaron mucho, que eramos antimarketing, que era un nombre muy largo, que la gente no lo iba a retener, que no lo van a entender….y hoy para la gente es el apple, el malbec o el apple de Riccitelli. Y sino simplifican : el de la manzanita”.

“Nos permitimos como hacedores elegir etiquetas, nombres o el contenido que va llevar una botella.Tenemos absoluta libertad. A veces nos equivocaremos , otras no, pero por suerte hasta ahora hemos tenido más aciertos que errores”.

Verónica es una entusiasta por naturaleza, y así como habla con orgullo de su familia, nos cuenta apasionada acerca la historia de los vinos Riccitelli.

Comienza con el vino más osado: Hey Malbec. Un vino fresco. Completamente descontracturado. 100% Malbec, de Luján de Cuyo. Ideal para esta época que acepta una temperatura más baja para ser bebido.

La idea de la etiqueta -nos cuenta- surgió al finalizar el equipo una larga jornada de trabajo. Y el comentario fue: “necesito un vino, soy un héroe, sobreviví al día”. Y así se plasmó la idea. Un vino para cada uno de nosotros cuando llegamos a casa después de haber trabajado todo el día y nos merecemos un buen vino.

hey malbec

Continuamos con la línea Old Vines. De la cuál degustaremos Merlot.

Lnev: -¿Y como salió la idea del Semillón y el Merlot de la Patagonia?

VR: “La línea Old Vines, que es una línea a la altura de República del Malbec, salió porque Mati asesora aún a Fabre MontMayou, es un asesor externo y viaja mucho a Río Negro, donde Fabre tiene un emprendimiento. Y de allá lo primero que vió  fue el semillón, viñedos de 70-75 años abandonados. Fue verlos y enamorarse del viñedo.

Con eso elaboró el semillón. Y para que te des una idea del potencial de la cepa la primera cosecha del semillón 2015 obtuvo: vino revelación del año, mejor vino de la patagonia del Argentina Wine Awards, vino revelación del año para un periodista inglés, y 95 ptos Tim Atkin ( muchísimo para un vino blanco). Después lo prueba Luis Gutierrez (degustador de Robert Parker) quien lo mencionaría como “bienvenido a la República del Semillón”.

Y el Semillón es parte de nuestra cultura,de nuestra tradición vitivinícola, una parte muy importante. Y es  una de las variedades más finas del mundo. Lo que vió Matías fue el potencial que tiene y en consecuencia salió a su rescate. Nosotros tenemos que rescatar la cultura.

El nombre Old Vines fue pensado porque son todas fincas antiguas. La etiqueta tiene ese concepto, lo antiguo, lo clásico, con nuestro estilo, y lo que se hizo en el año 2015 fue el Semillón y el Merlot. El Merlot lo acabamos de presentar hace 20 días y viene en camino también Malbec y Pinot Noir de la patagonia  que se elaboraron en el 2016. “Matías es muy visionario”- concluye.

El merlot es 100% merlot y 100% barrica de varios usos. 12 meses. Y damos fe del tremendo vino que es este Merlot sureño, intensamente aromático, especiado, un vino fresco pero complejo,con la acidez justa fácil de tomar que deja al paladar pidiendo un poco más. Felicitaciones Matías!

old vines

Y así vamos pasamos al siguiente vino mientras de fondo se escucha Kevin Johansen y su “Down with my baby”.

No te pierdas la siguiente entrada donde te presentaremos la última novedad de Matías Riccitelli.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agregar comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están indicados con *