— Blog —

El Vino

Un lugar llamado Altamira.

Un lugar llamado Altamira.

¿Pero…porqué Altamira está dando tanto que hablar en los últimos años…?

En Mendoza, en el famoso Valle de Uco, en el departamento de San Carlos, en la localidad de La Consulta…al pie de la Cordillera  de Los Andes …encontramos al paraje Altamira. Conocido antes por ser parte de la Ruta Sanmartiniana con el tiempo se daría a conocer por sus vinos.

El Valle de Uco fue testigo de la gesta Sanmartiniana. Desde el fuerte de San Carlos en 1817 partió hacia Chile la columna más pequeña del ejército de Los Andes.

Después de la Campaña de Conquista del Desierto y la pacificación de los nativos, llegó la profundización del riego, el ferrocarril, los inmigrantes y el actual perfil agro-industrial y turístico del departamento.

Es uno de los lugares con más historia y cultura vitivinícola del Valle de Uco. Allí se pueden encontrar viñedos de más de 100 años de antigüedad

Las características del suelo y el clima lo hacen un lugar óptimo para obtener uvas de excelencia .

El paraje se encuentra entre los 1000 y 1200 metros de altura snm, el suelo es de origen aluvional poco profundo, y compuesto casi exclusivamente de piedra calcárea.

El clima se caracteriza por poseer una gran amplitud térmica con noches frías y días cálidos, con un promedio de temperatura de 14° y el riego se produce con agua de deshielo.

valle de uco

En 2013 el Instituto Nacional de Vitivinicultura reconoce al Paraje Altamira como una Indicación Geográfica (IG) de Argentina con una extensión de 4500 hectáreas.

Desde la sanción de la Ley 25.165 en 1999, Argentina ha delimitado unas 195 IG de las cuáles  110 se encuentran en Mendoza, 27 en San Juan, 17 en La Rioja, 11 en Río Negro, 10 en Salta, entre otras regiones vitivinícolas. Sin embargo Paraje Altamira ha sido una de las más estudiadas por las características de la región.

Cabe recordar que la ley Argentina determina para los vinos la IP (Indicación de Procedencia) que a su vez esta contiene a la IG (Indicación Geográfica) la cuál  es un paso previo a una DOC (denominación de origen).

Ahora bien, estas excelentes condiciones para la producción de vinos de altísima calidad y de reconocido prestigio mundial generaron que luego de que el INV otorgara la denominación de IG a Altamira en 2013 otros productores cercanos reclamaran la ampliación de la zona a 14.000 hectáreas. aduciendo que esta IG dejaba afuera  a productores con uvas de “segunda calidad” sin serlo solo porque no quedaban incluídas en las 4500 hectáreas que poseen unos 80 viñedos plantados.

El pedido se basó en un concepto geológico donde piden seguir el cono aluvional del Río Tunuyán. Pero esto no contemplaba otras condiciones que también son importantes como la cultura y su gente relacionada con el lugar así como también las condiciones climatológicas y de riego.

Esto generó que el INV estudiara la petición e iniciara estudios de suelo con la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNC y con el INTA.

Estos estudios eran un paso necesario pero no categórico para  decretar la ampliación de la zona.

Pero tras 2 años de deliberaciones la delimitación de Indicación Geográfica Paraje Altamira llegó a su fin en los primeros días de Enero de 2015. En base a criterios técnicos, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) bajo la Presidencia del Contador Guillermo García , el INTA y la UNCuyo determinaron que el área en cuestión debía ampliarse, pasando de 4.500 hectáreas a 9.300 hectáreas según destaca el informe emitido.

Esta decisión a días del cambio de autoridades generó controversias en las opiniones de un lado y del otro de los productores.

Te lo cuento en “El Polémico fallo de la IG Altamira”. (próxima entrada)

 

 

 

Agregar comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están indicados con *